RSS

UNIÓN SUSTANCIAL, UNIÓN PERSONAL Y UNIÓN HIPOSTÁTICA.

24 May

Se dice unido en la persona todo aquello que realmente subsiste en la persona, es decir, existe en ella sustentado por la subsistencia de la persona. Así decimos que el color y en general nuestros accidentes están unidos a nosotros en la persona. Por lo tanto, para que una cosa esté unida a otra en la persona es requisito indispensable que le pertenezca real e intrínsecamente.

De lo dicho se deduce que la unión en la persona puede ser de tres maneras diferentes: esencial, accidental y sustancial.

    (a) Una cosa se une a otra en la persona esencialmente cuando es su misma esencia o entra a formar parte de ella, como la animalidad o racionalidad respecto al hombre.

    (b) Si no es su esencia, ni tampoco parte constitutiva de la misma, sino que sólo se inhiere como un accidente, se llama unión accidental.

    (c) Si una cosa se une a otra en la persona, no como la esencia, o parte de la esencia, ni tampoco como accidente, sino precisamente en lo que es propio y característico de la persona, en cuanto se distingue de la esencia y de los accidentes, o sea en la subsistencia, entonces se dice que está unida sustancialmente, o lo que es lo mismo, se dice que está unido en la persona y según la persona.

Se entiende por unión sustancial, lo contrario a la unión accidental. Al hablar de unión sustancial, nos referimos, pues, a aquella unión de la que surge una sustancia. La Humanidad está unida a la persona del Verbo no de forma accidental, sino sustancial.

Se entiende por unión personal aquella de la cual resulta una persona. (Es la expresión utilizada para hablar de la unión cuerpo-alma, de la cual resulta una persona. En este caso, la persona surge de la unión de dos sustancias incompletas).

Se entiende por unión hipostática la unión de dos naturalezas completas en una única persona. Esta expresión sólo puede referirse a Cristo, pues sólo en El se da una unión así. Una de estas naturalezas, preexiste a la unión: es la del Verbo que es el que se hace hombre. Ya era persona antes de unirse a la carne, desde la eternidad. Y asume una naturaleza humana completa, a la que une a sí mismo con una unión sustancial, no accidental.

3. Los conceptos de naturaleza y persona.

3.1. Persona.

Originariamente el término prósopon o persona designaba el rostro y también la máscara del actor en el teatro, y más tarde el personaje representado. De aquí se tomó este nombre para significar la dignidad del hombre constituido en autoridad o la excelencia del que ocupa un lugar preeminente sobre los demás.

Trasladado este concepto a la metafísica, expresa el modo de ser perfecto, propio de la sustancia completa, individual y racional, reservándose para los seres irracionales el término similar de supuesto, suppositum. Según esto, quedan excluidos del concepto de persona: a) Los accidentes; b) Las sustancias incompletas; c) Los conceptos universales; d) Los singulares completos, comunicables o comunicados a otra persona. Lo propio de la persona es ser una sustancia individual, completa, independiente e incomunicable, es decir, perfectamente subsistente en sí misma.

Boecio definió a la persona como rationalis naturae individua substantia, subrayando así lo que la persona comporta de concreción e individualidad junto con algo que le es inseparable: su carácter intelectual. Esta definición es citada con frecuencia por Santo Tomás (cfr STh III, q. 2, a. 2). Ricardo de San Víctor define a la persona como naturae intellectualis incomunicabilis existentia, la existencia incomunicable de una naturaleza intelectual, poniendo de relieve que la persona es lo más perfecto en la línea del ser. De ahí que se defina a la persona como incluyendo en sí misma la razón de totalidad, de integridad, de perfección
de ser para sí. También se puede definir a la persona como hipóstasis o supuesto racional. Santo Tomás define a la persona como quid subsistens in rationali natura (STh I q. 29, a 3).

La persona es, pues, un ser independiente que se posee en el autoconocimiento espiritual y en la autodeterminación libre. Pero no es un ser cerrado en sí mismo. Semejantemente a las personas divinas que se poseen recíprocamente en ordenación mutua, la persona humana sólo se posee perfectamente en la apertura e inclinación hacia el tú.

3.2. Naturaleza.

Naturaleza significa “la esencia específica”, o dicho de otra manera, “la esencia en cuanto principio de operaciones”, es decir, aquello que la cosa es. La naturaleza es aquello que da a una determinada cosa su más íntima determinación, su esencialidad. Con la palabra naturaleza, pues, se dice algo distinto de lo que se dice con la palabra persona.

Es en el Concilio de Calcedonia donde se llega a la expresión definitiva de la distinción entre persona y naturaleza. La definición de Calcedonia dice, que “ha de reconocerse un solo y el mismo Cristo Hijo, Señor unigénito en dos naturalezas, sin confusión, sin cambio, sin división, sin separación, jamás borrada la diferencia de naturalezas por causa de la unión, sino más bien salvando su propiedad cada naturaleza y concurriendo en una sola persona (prósopon), y en una sola subsistencia (hypóstasin), no partido o dividido en dos personas”. El Concilio de Calcedonia da por supuesta la distinción entre naturaleza y persona, remitiéndose a la observación universal e intuida en torno al concepto de sujeto como existente en una naturaleza, como poseedor de una naturaleza. En efecto, son muchos los sujetos distintos que poseen la misma naturaleza humana.

La distinción entre la naturaleza y el sujeto que la posee no es una distinción entre una cosa y otra, sino entre un todo real y actual y una parte real, formal y perfectiva. Como escribe Santo Tomás, “si a los elementos específicos no se pudiese añadir algo, no habría una distinción entre naturaleza y supuesto, que es el individuo subsistente en esa naturaleza, pues no habría ninguna diferencia entre ambos. Pero sucede que en algunas realidades subsistentes se puede hallar algo que no se incluye en la noción de especie, como son los accidentes y los principios individuantes: esto aparece sobre todo en las cosas que están compuestas de materia y forma. Por tanto, hay una diferencia real entre naturaleza y supuesto, no como elementos completamente separados, sino porque en el supuesto está incluida la misma naturaleza específica y además otros elementos que están al margen de la noción de especie. De ahí que el supuesto se significa como un todo, cuya parte formal y perfectiva sea la misma naturaleza” (STh., III, q.2 a.2).

4. La unión hipostática.

La naturaleza humana de Jesús es perfecta, pero no constituye una persona humana, porque no existe en virtud de su propio acto de ser, sino que está unida sustancialmente a la Persona del Verbo, esto es, existe en virtud del ser divino del Verbo. La unión hipostática, pues, no es otra cosa que la unión de la naturaleza humana de Cristo con la Persona del Verbo en unidad de persona.

Dicho de otra forma, la naturaleza humana de Cristo no subsiste con subsistencia propia, sino que subsiste en la Persona del Verbo y, por estar unida a El sustancialmente, le confiere el que sea hombre. El Verbo es hombre, precisamente porque subsiste en su naturaleza humana, comunicándole el acto de ser. Por esa razón, la Persona del Verbo responde de las acciones y pasiones de su naturaleza humana; el Verbo es el sujeto de esas acciones.

La palabra subsistencia se convierte así en concepto clave para entender la noción de persona, La persona es tal, porque, además de ser sustancia completa, subsiste por sí misma separadamente de las demás sustancias completas. La no subsistencia en sí misma, sino en la Persona del Verbo, es la razón por la que la humanidad de Cristo —que es completa— no es persona humana, sino que está hipostasiada, personalizada, en la Persona del Verbo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 24, 2010 en Uncategorized

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: